lunes, 27 de octubre de 2014

Tecnología sobre la piel

Cada cierto tiempo asistimos a la presentación de una nueva prenda tecnológica revolucionaria, y posteriormente vemos como el números de unidades vendidas son ínfimas..... termina fracasando. 
El último gadget wearables (algo así como tecnología "ponible") es el Apple Watch: un reloj inteligente, a 350 dólares, con el que puedes gestionar casi todo; el tiempo, las acciones bursátiles, las fotos, los mapas, el calendario...


¿Pero qué es lo que viene fallando en este tipo de tecnología ponible para que las ventas no sean directamente proporcionales a la novedad ofertada? 
Son varios aspectos. Por un lado el que lleva este tipo de tecnología corre el "riesgo" de que lo señalen como friki. Son elementos que están a la vista de todos, y si no queremos llamar la atención ni parecer medio marcianos, es muy probable que, por ejemplo, no paseemos por la calle con las Google Glass por mucha realidad aumentada que me ofrezca.
Por otro lado no podemos negarlo: la tecnología nos encanta, la usamos y hasta a veces abusamos de ella. Pero sentimos que si un reloj de muñeca puede llevar a la red en tiempo real nuestro ritmo cardíaco, tensión arterial, hora en la que nos levantamos y los enlaces en los que hemos pinchado durante el día estaremos demasiado expuestos, nuestra vida no estará en nuestras manos.
Así que sólo nos queda esperar para saber si finalmente este será el comienzo del éxito de la "tecnología ponible" o todavía no estamos preparados para esta vuelta de tuerca.
¿Y cuál es tu opinión sobre estos aparatos super inteligentes? ¿Crees que triunfarán finalmente?