sábado, 24 de agosto de 2013

Ahorrar energía eléctrica, y vivir para contarlo.

Hay muchas y muy buenas razones para animarse a moderar nuestro consumo de energía eléctrica; el ahorro de energía significa una disminución de los gases de efecto invernadero y del cambio climático, proteger así nuestro planeta y la herencia que le dejaremos a los nuestros. Pero una de las razones que más nos pueden motivar es que al año nuestro cambio de "actitud" nos supondría entre 250 y hasta 1000 euros de ahorro.


Cada uno elija la razón que mas le guste (o todas), desde aquí les dejo unos consejitos para comenzar hoy mismo con esta operación!
Hay pequeños gestos que en el día a día pueden parecer muy poco, pero si se suman a lo largo de todo un año pueden por ejemplo, servir para pagar la ITV del coche o mucho más: 
  • Bajar un grado la calefacción
  • Utilizar una regleta para apagar los aparatos audiovisuales.
  • Apagar la pantalla del ordenador cada vez que no la usamos.
  • Ducharse en lugar de bañarse.
  • Poner la lavadora con agua fría.
  • Poner el aire acondicionado a 26 grados.
  • Secar la ropa tendiéndola y no con secadora.
  • Desconectar el cargador del móvil cuando no lo estés utilizando.
  • Descongela el congelador antes del que el hielo alcance los 3 mm de espesor.
  • Limpiar las bombillas y ventanas regularmente.


Existen otras opciones que requieren algo más de inversión inicial, pero que a la larga redundan en beneficios, como puede ser:
  • Utilizar bombillas de bajo consumo.
  • Instalar ventanas de doble cristal.
  • Realizar regularmente el mantenimiento de la caldera.
  • Instalar válvulas termostáticas en los radiadores y reguladores de temperatura en el agua caliente.

Como veis muchos de los consejos son accesibles a cualquiera, así que espero que os animéis a intentarlo desde YA, y nos lo contéis.